Publisher Theme
I’m a gamer, always have been.

Rumores de otra crisis financiera en USA, “Guerra comercial”

Prepárate para otra crisis financiera. Los inversores de divisas ya se están preparándo para una guerra comercial.

0 298

Rumores de otra crisis.

No quiero alarmarlos pero hay un dicho que dice: “Cuando el rio suena es que piedras lleva”. Y es que desde hace tiempo se ha estado rumoreando de la devaluación preocupante del dólar, y es que, su valor máximo ha caído un 41%. Rumores de otra crisis financiera en USA, Guerra comercial

Rumores como el de la crisis hipotecaria del 2007, la temida “burbuja inmobiliaria” (housing bubble). En donde varios investigadores y expertos informaron y percibieron señales de alarma en la cual nadie hizo caso, y que provocó una repentina contracción del crédito (fenómeno conocido técnicamente como credit crunch), generando una repentina caída de las bolsas de valores de todo el mundo.

Ahora intentan hacer lo mismo, ocultando el grave problema de devaluación del dólar y una posible guerra comercial. En los mercados de divisas, los inversores no están esperando ha averiguar si todas las amenazas y rumores que se están lanzando conducen a una guerra comercial.

Algunos administradores de dinero han comenzado a transferir su dinero e inversiones a otras monedas como el yen; otros están recortando por completo la exposición monetaria, e incluso aquellos que están en la bolsa de valores se están cubriendo por si acaso.

La preocupación que quizás acelere el desplazamiento del dólar es, el plan del presidente Donald Trump pues él trata de imponer tarifas de acero y aluminio y esto según los expertos provocarán una ola grave de represalias que conducirán a un descarrilamiento económico mundial.

Por otra parte La Unión Europea ya ha respondido, preparando medidas estrictas sobre productos icónicos de EE. UU. por sí Trump cumple con sus amenazas. La renuncia de Gary Cohn hizo retroceder a los inversionistas por su nerviosismo en lo cual el yen subió, mientras que el peso y el dólar canadiense se hundieron.

Aún no está claro si el presidente busca eximir a aliados como Canadá y la Unión Europea. Pero los países ya están advirtiendo que impondrán aranceles de represalia.

Esta reacción a impulsado al yen, y en menor medida, al franco suizo, y a los oasis tradicionales del mercado de divisas. La moneda de Japón alcanzó su nivel más alto la semana pasada desde 2016 después del anuncio de aranceles de Trump. El dólar está demostrando ser vulnerable, extendiendo la caída del año pasado, mientras que los bonos del Tesoro avanzaron a medida que los mercados se inclinaban hacia activos menos riesgosos.

Otros anticiparon esta preocupación desde el año pasado en donde las negociaciones del Tratado de Libre Comercio de América del Norte se tornan ásperas. Trump, cortó la exposición al peso mexicano y al dólar canadiense en el Fondo de Ingresos Estratégicos de Columbia de $ 4.2 mil millones. El fondo tenía aproximadamente el 4 por ciento de la exposición cambiaria dividido entre las dos monedas.

El movimiento resultó profético. Trump utilizó los aranceles como una moneda de cambio en las negociaciones de Nafta, diciendo que Estados Unidos no bajará los gravámenes sobre el acero y el aluminio mexicano y canadiense a menos que los países acuerden una renovación del Nafta. El dólar canadiense cayó a su nivel más débil desde julio del 2017.

La administración también está considerando una amplia gama de importaciones chinas, que según personas familiarizadas con el tema esta acción contra China indicaría un peligro creciente.

¿Y porque China?

 

Porque es el mayor exportador de acero del mundo. China exporta acero excedente y barato, lo cual, según él, hace que sea imposible que las siderúrgicas estadounidenses compitan.


Si China toma represalias, podría centrarse en la electrónica de consumo, ya que estos dependen de estos metales, lo cual perjudicaria a Apple, o semiconductores y fabricantes de chips estadounidenses como Qualcomm e Intel.

Adrian Owens, un administrador de dinero en GAM (UK) Ltd., no está ignorando la retórica sobre el comercio. Para él, la mejor manera de navegar es a través de las monedas que tienen fuertes conductores específicos del país que soportará lo que él ve como volatilidad temporal. Se está enfocando en Noruega y Suecia, el primero porque parece barato y los datos apuntan a la fortaleza económica .

“Nos gusta el tipo de jugada más idiosincrásicas”, dijo Owens, cuya firma administra aproximadamente $ 170 mil millones. “Reconocemos que uno de los riesgos es si las cosas se deterioran con Trump en términos de una guerra comercial”.

“La devaluación del dólar y una guerra comercial sería un riesgo mundial que también amenazaría las monedas de las naciones emergentes”, dijo Mike Moran, jefe de investigación económica para las Américas en Standard Chartered.

En ese contexto, Richard Benson, jefe de inversiones en Millennium Global Investments, que administra $14 mil millones, está apostando contra la divisa china como parte del posicionamiento ante el aumento de las tensiones comerciales.

 

¿Y qué significa todo esto para el dólar?

 

Una guerra comercial global podría significar problemas. Los analistas de Barclays Plc han pronosticado que el crecimiento de EE. UU. Se enfriará hasta 0,2 puntos porcentuales a raíz de los aranceles de acero y aluminio, lo que conlleva a una caida del valor de la moneda y una tendencia que podría ampliarse dependiendo de cómo respondan los socios comerciales de Estados Unidos.

Ese sería un desarrollo preocupante para los EE. UU., Con crecientes déficits comerciales y presupuestarios que lo dejarían más dependiente que nunca de la demanda internacional y de su deuda.

Solo nos queda esperar de sí Trump decide establecer aranceles generales, o si distribuye exenciones para elegir aliados. Todavía hay mucho en el aire.

 

Comentarios
Loading...